8 de julio de 2010

Buen rollito


Para las penurias ya está el telediario y la vida real.
Lo que podría llamarse versión 1.0 de la realidad propia.

Volcar en nuestra identidad en red, via blogs o perfiles sociales-profesionales, nuestro mal rollito puede hacer que nuestra vida no tenga ni una válvula de escape a una realidad a veces poco atractiva.

¿No os habéis fijado que las malas maneras o las discusiones no son frecuentes en el mundo virtual (excepciones siempre las habrá, claro está)?

Esta versión 2.0 de nuestra realidad es siempre jovial.


Es éste el mundo de Winnie the Pooh...Happy flower total.


Ahora bien, ¡cuidado! no confundirse.
Una cosa es pretender que podemos buscar contacto y charla vía buen rollito y empatía y otra bien distinta que el mal rollo y las malas intenciones no existan en la realidad 2.0.

Todo el mundo posee una bipolaridad, y en el equilibro de esta se conforma la personalidad.
El 99% de la gente con inteligencia básica prefiere proyectar en la vida 1.0 la polaridad positiva de su personalidad.

En la 2.0, más aun si cabe, y gracias a la mayoritaria actitud positiva de los usuarios de redes sociales, estas redes se están afianzando, están resultado atractivas a los inexpertos, que se atreven a echarles un vistazo venciendo desconfianzas y que incluso llegan a incoporarse a esas redes como nuevos miembros.

¡ Aprovechemos este buen rollo como punto de partida para otras cosas ¡

Puede que este llamamiento siga sonando muy happy flower, muy voluntarista, pero me gusta creer que este blog puede poner su granito de arena para que el buen ambiente perdure y os vayáís con una sonrisa (que podéis compartir con otros) cuando termináis de leerlo.

Vamos a no quedarnos en la 2.0 y a aprovechar lo que tiene de bueno en nuestra 1.0

¿Sí?


0 comentarios a esta entrada:

Publicar un comentario

Mi blog se alimenta de tus comentarios