2 de septiembre de 2008

El síndrome post-vacacional en los minis


Se acaban las vacaciones y seguro que muchos de vosotros estáis sufriendo más o menos evidentemente el hecho de tener que volver a la rutina, al trabajo, a madrugar y a no tener tanto descanso. Pero también nosotros los minis, aunque en menor medida, sufrimos ese síndrome postvacacional, ya que para nosotros también hay un gran cambio en el día a día. (Bueno, para mi menos aún...)

Afortunadamente, según el estudio realizado por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria son sólo entre el 5% y el 8% de niños los que sufren las consecuencias físicas y psíquicas de este final de las vacaciones, aunque, como veremos estos días, hay algunos consejos para hacer que la vuelta a la rutina sea más agradable.

Este trastorno es más probable que lo sufran niños y niñas cuyos padres también padecen el síndrome postvacacional (aproximadamente el 15% de los adultos lo sufren), así que todos en casa habrán de pasar por un proceso de adaptación.

Por suerte, las molestias que este síndrome puede causar en nosotros los pequeños no son graves (fatiga, falta de apetito, molestias estomacales, tristeza, irritabilidad, trastornos del sueño…) y generalmente pasan en pocos días.

Sobre todo, debéis intentar que para nosotros la vuelta a la rutina sea progresiva y no pensar que se ha acabado el ocio y los momentos de descanso.

0 comentarios a esta entrada:

Publicar un comentario

Mi blog se alimenta de tus comentarios