23 de mayo de 2009

Cásate con una pera

Bicheando por la red he encontrado estos anillos y me han parecido de lo más originales para sorprender a vuestra pareja, a la mamá o, por qué no, darse uno mismo un capricho muy natural y sabroso.

El caso es que los anillos están hechos ¡de fruta!



Combinando frutas secas cortadas en láminas extra finas, se engarzan resultando unas muy originales sortijas.

Están protegidas de la oxidación, ya que si no, al contacto con el aire, la fruta se pondría negra.



Como veis, se combina la piel con la pulpa de la fruta, creando contrastes muy bonitos. Más tarde, se engarzan en metal y voilá, ya tienes un anillo hecho de fruta.


Seguro que son más baratos que los anillos y joyas del brillantín, eso que la mayor parte de los mortales no podemos ni oler, son...

1 comentarios a esta entrada:

Marianne comentó

Wow!! these are cute items....

Publicar un comentario

Mi blog se alimenta de tus comentarios