18 de febrero de 2010

¿Sopas de ajo para cenar?

De sobras es sabido que somos una familia "sopera".
Somos adeptos a platos calentitos que se toman con cuchara.


Probamos esta noche una nueva sopa.
En esta ocasión, una sopa que se toma sin cuchara.

Sopa de noodles y shiitakes.


Las setas shiitake (Lentinus edodes) además de quedar riquísimas en caldos, tienen propiedades muy beneficiosas para la salud: propiedades antitumorales, mejoran el sistema inmunológico, reducen los niveles de colesterol...una joya, vamos.

Vamos con la mise en place. .
(Para cuatro comensales).

  • 1 cebolla blanca
  • 1 rama de apio verde
  • 1 litro de caldo de verduras
  • 300 gr de noodles
  • 250 gr de shiitakes
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz
  • 3 cucharadas de salsa de soja.







Manos a la obra:

Primero, cebolla y el apio cortados en trozos medianos.

Se saltean en el wok con un poco de aceite y les añadimos el vinagre y la salsa de soja (que será la sal de esta receta).




Incorporamos las shiitakes cortadas en cuartos y salteamos.



Tendremos reservado el caldo de verduras cociendo.

Añadimos unos cucharones de caldo y los noodles al sofrito.


Cocinamos durante el tiempo que marque el fabricante.
En nuestro caso, 3 minutos para los noodles de arroz.


Se sirve bien calientito en un tazón con sus palillos y...


¡Buen provecho!

Truqui:

hay que tener en cuenta la hora de hacer esta sopa que la cantidad de caldo varía en función del tipo de noodle que se use.
Por eso es prudente no incorporar de una vez todo el caldo, por el contrario, es mejor añadirlo poco a poco, conforme lo vaya absorbiendo la pasta.

Los chinos toman la sopa con palillos, por tanto la sopa debe ser un plato donde primen los ingredientes sólidos sobre el líquido.

Preceptivo algún "slurps, slurps" cuando se tome esta sopa.


0 comentarios a esta entrada:

Publicar un comentario

Mi blog se alimenta de tus comentarios